Tips de vocabulario adecuado para una entrevista de trabajo

¿Cuál es el vocabulario adecuado para una entrevista de trabajo?
5 minutos

Si aún tienes dudas sobre la forma en la que deberías dirigirte a un reclutador para mostrar respeto y al mismo tiempo confianza en ti mismo y que esta primera impresión del mejor resultado para tu futuro, te traemos en este artículo tips para mejorar la impresión de los reclutadores en una entrevista de trabajo.

Entrevista presencial de una candidata con el equipo de reclutamiento

Como expertos en el área de reclutamiento, te ofrecemos algunos tips para hacer tu entrevista de trabajo, todo un éxito. Empodérate y comienza tu proceso de selección con buen pie.

No responder con monosílabos

Estamos acostumbrados a usar monosílabos a diario y es algo completamente natural, se nos hace eficiente, nos ahorramos explicaciones y podemos brincar al siguiente punto cuanto antes.

Sin embargo, cuando te encuentras en una entrevista de trabajo deberías realizar precisamente lo contrario a esto.

El reclutador necesita conocerte, entonces un simple “sí y no” no le es suficiente, tiende a escucharse bastante vacío, a pesar de que se tiene que ser conciso, es preferible no contestar con una sola palabra.

Ofrece información al reclutador, has que esta persona te conozca para poder establecer un vínculo.

Evitar muletillas

Este proceso quizá sea difícil de identificar y en la mayoría de las ocasiones toma tiempo mejorarlo, te recomendamos lo más pronto posible pedirle ayuda a uno de tus conocidos, y señale las muletillas que utilizas regularmente para poder eliminarlas.

En muchas ocasiones son palabras que escuchamos tan comúnmente en nuestro entorno que no lo vemos como un inconveniente, no obstante, cuando se va a una entrevista de trabajo es bastante significativo.

Es uno de los malos hábitos que vocalmente pueden llegar a mostrar desconfianza en tus oraciones, es por eso que se tiene que prestar bastante atención cuando realices este ejercicio para así poder disminuirlas en la medida de lo posible.

No dejar espacios en blanco

Generalmente, tenemos el tiempo de pensar en nuestras siguientes ideas antes de soltarlas al aire. Sin embargo, en una entrevista de trabajo, es mejor visto si se tienen las ideas claras, esto no quiere decir que no puedas tomar pausas para respirar de vez en cuando.

Tenemos que conocer que el estar informado antes de una entrevista puede ser favorable, nuestra recomendación es siempre buscar la mayor cantidad de información posible sobre el puesto y empresa en el cual estás aplicando antes de proceder a la entrevista.

Estar informado de conceptos básicos y tener ideas claras para poder recitar en el momento adecuado, no solo queda bien con tu lenguaje, también le da buena impresión al reclutador, debido a que harás notar un interés mayor hacia la compañía y el puesto al cual deseas ingresar.

Las preguntas personales, siempre serán opcionales 

En muchos casos esta no es una regla, no obstante, en la mayoría de las ocasiones, tu información personal debería ser indiferente en un ámbito profesional y que no repercute dentro de tu área laboral.

Por esto, muchos candidatos optan por no responderlas, la información que tú quieras dar es opcional, entonces no deberías preocuparte si en algún momento no te sientes cómodo respondiendo a una de estas preguntas.

Adquiere tu propio vocabulario

Uno de los mejores métodos en los que puedes dar una impresión profesional es tener un amplio vocabulario, esto es un aprendizaje continuo que necesita ser desarrollado para convertirse en hábito, no es solo de gran ayuda en tu vida profesional, también construye habilidades como pensamiento analítico, creatividad, originalidad, iniciativa, inteligencia emocional, razonamiento, solución de problemas e infinidad de otros.

Ampliar tu vocabulario es de gran ayuda en el ámbito laboral, ya sea que trabajes con un equipo muy pequeño o tengas que dar conferencias en las cuales necesitas transmitir un mensaje importante, dentro de una entrevista de trabajo no solo te hará sonar más seguro contigo mismo, también te dará una alta notoriedad dentro de la sala.

Uno de los mejores hábitos que puedes tener es diez minutos de lectura al día, y en caso de que no seas un amante de la lectura, lo puedes hacer como un aprendizaje extra para tu área de expertise.

Podemos llegar a pensar que sabemos suficiente sobre un tema, habitualmente hay mucho más que descubrir, especialmente si lo que en este momento necesitas es ¡dar lo mejor de ti en esa entrevista!

¡No sabes nada, pero lo sabes todo!

Responder con frases como “No sé”, “No sabría decir”, solo hace que des una imagen insegura y nerviosa de tu persona, a pesar de que no sepas las respuestas a las preguntas que te puedan llegar a hacer, no deberías ser defensivo en ningún momento.

Este comportamiento solo mostrará terquedad y egoísmo, a pesar de que tú no tengas estas cualidades como persona, al responder de una manera defensiva es lo que se puede llegar a mostrar.

Se honestó y humilde con el reclutador, en muchas ocasiones puedes realizar las preguntas que tengas, pero trata de que no sea información la cual ya deberías saber en el momento de la entrevista (“¿A cuál puesto estaba aplicando?”).


Además de estos consejos, lo que escucharás más frecuentemente será “sé tú mismo” y definitivamente te recomendamos serlo, a pesar de que tu comportamiento tiene que variar dependiendo de cada situación, el núcleo de tu personalidad en contadas ocasiones tiene que desaparecer y eso es lo que necesitas mostrar; cuán diferente eres a todas las demás personas.

Prueba 14 días gratis de tu primera vacante en la plataforma Hitch

Recuerda integrar estos consejos a tu vida cotidiana también, a pesar de que sean contextos diferentes, muchos de estos puntos son de gran ayuda para mantener una imagen adecuada donde sea que te encuentres.


Suscríbete a nuestro newsletter

Ver más artículos →

WordPress PopUp Plugin